Amazon pone sus ojos al negocio del automóvil sin conductor

El gigante tecnológico Amazon ha comprado la startup de vehículos autónomos Zoox, esto quiere decir que se hace poseedor de nuevas tengnologías en la era de vehículos terrestres no tripulados en las transportación de personas y cargas. Esta inversión de Amazon de unos 1.200 millones se ahorraría ingresos y a su vez recupera su prestigio en la rapidez de entrega de paquetería y encomiendas.

Zoox ha recaudado hasta el momento, pero se esperaba que el acuerdo ascendiese a los 3.200 millones de dólares en los que estaba valorada la compañía. Las negociaciones entre ambas empresas se conocieron al finales de mayo y ahora Amazon lo ha confirmado oficialmente. Años atrás Amazon ya venia probando nuevas tecnologías de entrega con el uso de drones y vehículos autónomos.

Scout. Nombre de los vehículos autómonos de Amazon que fueron probados en enero de 2019.

 

Se trata de la mayor inversión que realiza Amazon en este tipo de tecnología y, como ya adelantaron los analistas, con este movimiento la compañía de Bezos busca reducir gastos en personal de reparto.

Y es que el sueldo de los conductores de transporte de entrega de paquetería es uno de los mayores costes que asume actualmente la compañía, unos 20.000 millones de dólares anuales según los analistas Morgan Stanley. Sin embargo, se estima que próximos años podría ascender a 90.000 millones de euros por ejercicio, a esto se analiza demás la crisis del coronavirus ha golpeado asimismo Amazon, despidiendo a unos 100 empleados de los cerca de 1.000 que tiene en plantilla.

 

Otra gigante, Telsa Motros, sería su archirrival, ambas empresas (Zoox y Telsa) han litigado por conflictos de propiedad intelectual tras los movimientos de varios empleados de la segunda hacia la primera.

El negocio de los coches autónomos puede suponer un importantísimo ahorro de costes para Amazon ya que, en teoría, le permitiría prescindir de los repartidores. La compañía ha negado que ese sea el motivo de la compra y la intención podría ser colocarse en posición de competir con otras rivales tecnológicas, como Google o Uber, en el negocio del transporte de personas.

Un vehículo autónomo, también conocido como robótico, o informalmente como sin conductor o auto conducido, es un vehículo capaz de imitar las capacidades humanas de manejo y control. Como vehículo autónomo, es capaz de percibir el medio que le rodea y navegar en consecuencia. El conductor podrá elegir el destino, pero no se le requiere para activar ninguna operación mecánica del vehículo.

 

En agosto de 2016 la empresa estadounidense nuTonomy, filial del MIT, lanzó el primer taxi autónomo del mundo en Singapur.  Uber opera también con coches autónomos en las ciudades de Pittsburgh y San Francisco desde finales de 2016.

 

 

El 19 de marzo de 2018 se produjo el primer atropello mortal por un vehículo sin conductor. Una mujer falleció en Tempe, Arizona, tras ser atropellada por un vehículo sin conductor operado por Uber. Como consecuencia, Uber anunció que suspende las pruebas que se venían llevando a cabo con vehículos autónomos en Tempe, Pittsburgh, Toronto y San Francisco.

Según un estudio del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) publicado en enero del 2020 en la revista científica Annual Review of Public Health, “el vehículo autónomo plantea una nueva forma de movilidad que beneficiaría a la salud si el uso es compartido y el motor eléctrico”. Entre estos beneficios han sido destacados en una reducción del volumen de gases contaminantes emitidos, siempre que los vehículos sean eléctricos y se usen para viajes compartidos.

El investigador de ISGlobal y la Universidad Estatal de Colorado y primer autor del trabajo David Rojas afirmó que “a escala internacional hay poca planificación o anticipación por parte de las autoridades sobre estas tecnología de transporte”. Sin embargo, el investigador subrayó “el valor de esta tecnología” e insistió en que los vehículos autónomos “cambiarán nuestras ciudades, la forma en que viajamos e impactarán en la salud pública”.

 

About Revista Planisferio

View all posts by Revista Planisferio →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *