Ecuador ofrece su ayuda para mitigar el incendio en el Amazonas

La selva del Amazonía, conocida como ‘el pulmón de la Tierra ‘ que abarca el territorio de Bolivia y Brasil está siendo devorada por violentos incendios forestales que ya llevan 19 días. Organizaciones denuncian que el Gobierno de Jair Bolsonaro ha guardado silencio ante lo que han llamado un “crimen ambiental”.

Con el hashtag #PrayForAmazonia (#RezaPorLaAmazonía), miles de personas hacen un llamado en redes sociales a atender los incendios, que representan un riesgo mundial porque afectan al pulmón del planeta.

Ante esto, el presidente Lenín Moreno anunció que Ecuador enviará un avión que transportará tres brigadas de especialistas en incendios forestales e investigación ambiental, como equipo de ayuda para intentar mitigar el gran incendio que devora una importante parte de la Amazonía.
Moreno dijo que habló por teléfono con el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, para darle la noticia y contarle sobre la experiencia que tiene el Sistema de Comando de Incidentes en Ecuador. Este equipo “nos ha permitido combatir incendios forestales y rescatar a la fauna afectada eficazmente. ¡El pulmón del planeta nos necesita!”, escribió el presidente en Twitter.
Los focos de incendios forestales en Brasil han aumentado este año 83% en comparación con 2018, debido a las quemas de la región amazónica potenciadas por la temporada seca, con espesas nubes de humo que en los últimos días cubrieron varias ciudades.

Desde hace al menos dos semanas se han registrado grandes incendios forestales en Bolivia y Brasil, siendo este último donde se originó el principal foco, específicamente en el estado de Rondonia. Hasta ahora se estima que han sido destruidas 500.000 hectáreas de bosque entre Brasil y Bolivia, y se ha empezado a extender hacia Paraguay y Perú.

En redes sociales se han compartido decenas de imágenes y videos donde se observan kilómetros de la Amazonía de Brasil en llamas, lo cual ha puesto en riesgo a la fauna y a poblaciones enteras que viven en la selva.

Los incendios en la región amazónica se deben a las quemas provocadas para deforestar un terreno a fin de convertirlo en área de pastoreo o para limpiar áreas ya deforestadas, generalmente en la temporada seca, que debe acabar dentro de dos meses.
“Lo que estamos viendo es consecuencia del aumento de la deforestación vista en cifras recientes”, dijo Ricardo Mello, del programa Amazonía del Fondo Mundial para la Naturaleza-Brasil.
, ,

About Revista Planisferio

View all posts by Revista Planisferio →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *