El aire contaminado se cobra la vida de unos siete millones de personas cada año

El tema del Día Mundial del Medio Ambiente 2019, elegido por China, el anfitrión de este año, se centra en la contaminación del aire y focaliza su lucha a frenar el impacto de esta en nuestra salud y el calentamiento global.

La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) han advertido de las consecuencias de la contaminación del aire en España: 10.000 muertes al año, muchas más que las 1.700 por accidentes de tráfico. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), supone la cuarta causa de muerte en todo el mundo, con siete millones de fallecimientos.

Si queremos mejorar la calidad del aire, debemos saber a qué nos enfrentamos. Las muertes y enfermedades derivadas de este tipo de contaminación se deben a unas partículas diminutas que penetran en nuestro organismo cada vez que respiramos. Estas partículas son producto, entre otras cosas, de la combustión de los combustibles fósiles que utilizamos para obtener energía y desplazarnos, de la actividad de la industria química y minera, de la quema de residuos al aire libre, así como de bosques y campos, y del uso de combustibles “sucios” para cocinar y calentar los hogares, algo que supone un importante problema en el mundo en desarrollo.

El aire contaminado se cobra la vida de unos siete millones de personas cada año, ocasiona problemas de salud de largo plazo, como el asma, y frena el desarrollo cognitivo de los niños. Según el Banco Mundial, la contaminación del aire cuesta a la sociedad más de 5 billones de dólares de los Estados Unidos cada año.

Por ejemplo en Ecuador, también celebró el Día Mundial de la Tierra, el Ministerio del Ambiente llevó acabo diferentes actividades con varios sectores de la población, entre ellos estudiantes, con el fin de promover valores ambientales.

En Quito cerca de 1 800 estudiantes del Liceo Municipal Experimental Técnico y en Ciencias Fernández Madrid se dieron cita al sur de la Capital, en Chilibulo, para realizar una caminata hacia la loma El Cinto, como parte del Plan Operativo Anual de la Institución que tiene como meta motivar a sus estudiantes a velar por el ambiente, en su protección y cuidado.

Daniela Gancino, estudiante de Primero de Bachillerato en Ciencias comentó que: “esta caminata es una gran experiencia, para que los jóvenes podamos ser conscientes de la importancia del cuidado del planeta; nuestro único hogar”.

Por otro lado, en Guayaquil, se realizó la proyección del documental Earth a funcionarios del Gobierno zonal de Guayaquil, estudiantes de bachillerato y de universidades, que además participaron de un pequeño debate en el cual se realizaron varias propuestas como: la creación de clubes ecológicos, capacitaciones en escuelas, colegios e industrias, reciclaje, manejo y gestión de desechos sólidos, actividades que en su mayoría se están llevando a cabo actualmente por el MAE.

 

, ,

About Revista Planisferio

View all posts by Revista Planisferio →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *