Científicos chinos reproducen ratones sanos de dos madres

Redacción: Ricardo Flores M

La revista Cell Stem Cell ha publicado en este sobre el nacimiento de ratones sanos de dos hembras, el equipo científico chino usó células madre y edición de genes específicos para que sean reproductibles en su vida adulta.

Los investigadores usaron una técnica similar con dos padres, pero los recién nacidos solo sobrevivieron un par de días. Cabe destacar, que las 29 crías tuvieron luego su propia descendencia por reproducción normal.

Algunos reptiles, anfibios y peces son capaces de reproducirse sin dos progenitores de distintos sexos. No es el caso de los mamíferos. Ahora, investigadores de la Academia China de las Ciencias han logrado producir 29 ratones sanos de dos madres utilizando células madre y edición genética.

“Queríamos saber por qué los mamíferos solo se pueden reproducir por vía sexual. Tratamos de averiguar si podríamos producir ratones sanos de dos hembras o incluso de dos machos utilizando células madre embrionarias haploides con deleciones de genes”, dice Qi Zhou, coautor del trabajo.

En los mamíferos, algunos genes de la madre o del padre se desactivan y quedan silenciados durante el desarrollo de los gametos, mediante un mecanismo llamado impronta. Los descendientes a los que les falta material genético de la madre o del padre pueden sufrir anormalidades del desarrollo o no ser viables.

Las nuevas 29 crías chinas no son las primeras nacidas de dos madres. En 2004, investigadores japoneses ya habían logrado producir ratones bimaternos eliminando estos genes improntados de óvulos inmaduros. “Sin embargo, mostraron características defectuosas y el método era muy poco práctico, difícil de usar”, destaca Zhou.

Células madre embrionarias (ESC) haploides

En esta ocasión, en lugar de óvulos, el equipo de Zhou utilizó células madre embrionarias (ESC) haploides, que contienen la mitad del número normal de cromosomas y ADN de un solo progenitor, una hembra en este caso. Los investigadores creen que esa fue la clave del éxito.

Eliminaron tres regiones improntadas de las ESC haploides de hembra y las inyectaron en óvulos de otra hembra. En total produjeron 29 crías vivas de 210 embriones. Los ratones nacieron sanos, vivieron hasta la edad adulta y tuvieron su propia descendencia de manera normal.

Según los autores, una de las ventajas de usar estas células madre embrionarias es que, incluso antes de que se eliminen los genes problemáticos, contienen menos impronta programada. “Las ESC haploides son más similares a las células germinales primordiales, precursoras de los óvulos y los espermatozoides. La huella genómica que se encuentra en los gametos se borra”, dice Hu.

, ,

About Revista Planisferio

View all posts by Revista Planisferio →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *