Ecuador cuenta con una nueva especie de ave

El descubrimiento de una nueva especie de colibrí, fue anunciado por el Instituto Nacional de Biodiversidad (Inabio). Esta ave endémica del páramo que forma un ramal andino entre las provincias de El Oro y Loja, en el suroeste del país y cercana a la frontera con Perú.

Francisco Sornoza, investigador asociado al Instituto, informó que descubrió al ave hace un año cuando visitó el Cerro de Arcos, ubicado en la provincia de El Oro, y donde a primera vista la ubicó en el grupo de colibríes “estrella”.

Sin embargo, Sornoza precisó a Efe que la variedad del ave fue “difícil de identificar”, debido a sus peculiares características y a que inmediatamente se percató que “la especie no había sido registrada en el sitio”.

Sornoza se comunicó con científicos de Suramérica y envió la fotografía de la especie: “Pensaron que era un híbrido, pero un ornitólogo ecuatoriano planteó la teoría de que se trataba de una subespecie nueva”.

Fue entonces cuando los científicos pusieron en marcha una investigación rigurosa para precisar el hallazgo, sobre todo mediante una comparación de imágenes y videos de otras variedades que habían sido captadas hasta mayo pasado.

El proceso confirmó que se trataba de una nueva especie “muy emparentada” con el “colibrí estrella de cabeza verde”.

Esta nueva especie también tiene la cabeza de color verde, sin embargo, se distingue de otras seis por la particularidad de su cuello de color azul profundo, precisa un informe del Instituto Nacional de Biodiversidad.

Además, el investigador aseguró que se detectaron otras diferencias como la línea negra bajo la pechera, el triángulo superior aterciopelado y su cola con puntas blancas.

El individuo es pequeño y robusto, sus plumas se confunden fácilmente con el verde de las ramas; sin embargo, su pechera blanca destaca en el grisáceo del páramo.

Sornoza aclaró que esta especie, a la que denominó “Colibrí estrella de garganta azul”, tiene una pequeña población de “menos de 300 individuos” y apunta a que la población vive en pequeñas quebradas húmedas, debido al deterioro ambiental.

Para el ámbito de la ciencia, esto “representa un descubrimiento extraordinario”, ya que la última clase de ave descubierta en Ecuador fue en el año 2000, además es una especie endémica de El Oro y Loja, añadió el Inabio.

, ,

About Revista Planisferio

View all posts by Revista Planisferio →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *