La tecnología una vía necesaria por la escasez del agua en el mundo

De acuerdo con un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), se proyecta que la demanda mundial de agua aumentará en un 55% entre 2000 y 2050. Para entonces, calcula el Environmental Outlook 2050, más del 40% de la población mundial puede estar en condiciones de escasez.

En dicho informe el Banco Mundial, recalcó que cada año se pierde unos 50 mil millones de metros cúbicos de agua y cuando no hay suficiente agua para todos, se produce situaciones lamentables como la guerra y la muerte.

En pleno 2018, con la población mundial superando los siete mil millones y la demanda de agua en niveles sin precedentes, las nuevas tecnologías están ayudando a hacer un uso más inteligente de este bien esencial para la vida.

Según Naciones Unidas, más de 2.100 millones de personas viven en regiones áridas, que suman el 41,3% de toda la tierra del planeta, y es previsible que esta cifra aumente con la desertización provocada por el cambio climático.

Ante esa situación de escasez de agua en estas zonas, un grupo de investigadores creó un sistema como los condensadores de niebla, pero requieren grandes superficies de captación, fuentes de energía o instalaciones complejas.

Un equipo de investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts y de la Universidad de California en Berkeley ha diseñado un sistema pasivo que extrae agua del aire más seco consumiendo solo energía solar, algo que no suele faltar en las regiones desérticas.

El sistema se basa en un nuevo tipo de materiales porosos llamados redes metaloorgánicas (Metal-Organic Frameworks o MOF).

Por otra parte, la ciencia continúa con la investigación de la desalinización del agua del mar que todavía es una opción de utilidad limitada: las grandes plantas que emplean sistemas de filtración por membranas poliméricas son costosas e ineficientes por su abundante consumo de energía.

 

, , ,

About Revista Planisferio

View all posts by Revista Planisferio →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *